14/8/09

¿Que te pasha Clarín? ¿El fulbo te pone nerviosho?

"La sangre llegará al río...", dijo Marcelo Bombau, presidente de Torneos y Competencias (TyC), la noche del martes 11 de agosto de 2009. Palabras lúgubres y poco frecuentes para un presidente dedicado a la explotación de los derechos de televización en el fútbol argentino. Palabras que ameritaban portadas de diarios y minutos de televisión. Palabras que sin embargo rebotaban en el aire hasta que alguien decidió volcarlas al papel. Justamente se trató del diario propiedad del grupo Clarín (socio comercial de TyC).

¿Qué motivaba estas palabras? ¿Por qué nadie tenía oidos para ellas? Esa noche, todas las miradas (y las orejas) apuntaban al predio que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) tiene en Ezeiza. Allí, Ernesto Chequis Bialo, vocero de la AFA, señalaba que por decisión unánime del Comité Ejecutivo de esa asociación se rescindía el contrato que otorgaba los derechos exclusivos de televización del futbol argentino a Telered Imagen S.A. (más conocida como TRISA), propiedad de Clarín y TyC en partes iguales. Segundos más tarde las versiones digitales de todos los diarios nacionales reflejaban la noticia en sus portales. ¿Qué decían las páginas del principal multimedios nacional, primer productor de contenidos de información del país y gran perjudicado de la situación? Sigan leyendo...

Juez y parte
Como QUE intenta mostrar, los medios de comunicación paulatinamente han ido perdiendo su condición periodística para devenir meras empresas informativas basadas en la rentabilidad económica como objeto principal. El Grupo Clarín es un claro ejemplo de esto. Leer las publicaciones de dos de sus principales medios basta para sacar algunas conclusiones acerca de su visión de los acontecimientos y de cómo un medio de comunicación puede incidir en las cuestiones de interés público.

Los responsables: Don Julio y Néstor (el gobierno)



Nota: La citación a indagatoria por "desvío de fondos públicos" a Enrique Albistur, Secretario de Medios de la Nación, comparte primera posición en la portada de la edición online con Julio Grondona. El Gran Conglomerado Argentino editorializa tácitamente ubicando las fotos del gran traidor del fútbol (su propio Julio Cobos) y de un vapuleado representante del manejo del gobierno en materia de medios de comunicación.




2) Las chicanas: El paga dios, los juicios y las sanciones externas


A llorar a Santa Evita


Billetera mata rebeldía


Fifados
3) La vendetta


CHAN!!! (NdeR: es posta!)

Y ahora...
Miles de palabras ya se han vertido respecto de este tema en todos los medios de comunicación. Hemos escuchado hinchas pasionales, defensores de la libre empresa, políticos borocoteros e intelectuales K. Vedettes y modelos. "Panelistas" y "periodistas deportivos". Dieguitos y Mafaldas. Hay mucho por mejorar y todo hace pensar que es posible. Siempre hay margen para empeorar y la historia hace pensar que es más probable. En el medio flota la creación de una nueva ley de comunicación audiovisual. En el fondo (no tan al fondo) se cuecen otros intereses que nada tienen que ver ni con el fútbol ni con la democratización del sistema de medios.
Se vienen días de bombardeo intensivo de información. Filtremos contenidos, leamos, escuchemos y opinemos críticamente. Se escuchan nuevas voces...¿Qué?


2 comentarios:

Franca dijo...

No es rara la postura de Clarín con respecto al tema de la transmisión del fútbol. ¿Vamos a acusar al diario de defender los intereses económicos de sus dueños? Hacerlo me parecería un poco ingenuo. Todos saben que Clarin es parte del mayor monopolio de medios del país y me parece que la clave es apuntar a cómo funciona y qué políticas dieron y dan lugar a ese sistema, no quedarnos en la superficie pensando que está mal que Clarin proteja a TyC.
Todo medio de comunicación es tendencioso en cierta forma, y no está mal que lo sea, lo que está mal es que disfracen su ideología de objetivismo (ahí si se lo puede acusar a Clarín).
El que escribió esta nota (no se quién lo habrá hecho, no encuentro la firma) esta siendo tendencioso hacer un análisis que creo incompleto: no me parece posible abordar el conflicto solo desde el problema del monopolio de clarín, dejando de lado el conflicot que tiene con el gobierno nacional (que por ejemplo, hace unos años le extendió la explotación de canal 13) y como entra en juego Grondona (que detenta autoritariamente el poder en la AFA desde hace 30 años)

javier dijo...

Recojo el guante y aclaro, la nota es tendenciosa y no pretende dejar de serlo. Nos definimos como periodistas que se involucran en la noticia y nunca objetivos o detentores de una verdad absoluta. Nos preocupamos por entender, dar a conocer nuestras perspectivas y hacerlo de manera explícita. Intentar borrar este posicionamiento sería en vano (ya que es imposible) y hasta me atrevo a decir que poco
honesto de nuestra parte.

Por otro lado, esta entrada no pretende agotar el tema del análisis puesto que entiendo que sería inapropiado un desarrollo de ese tipo para el blog e impertinente de mi parte pensar que podría hacerlo de un día para el otro. Sin embargo, todo aporte de los lectores (como éste)sin duda enriquecerá complementando falencias o sumando perspectivas.

Puntualmente, como se señala al principio de la entrada, esto no pretendió ser más que un análisis a primera mano de cómo dos medios del grupo Clarín reflejaron la noticia de la rescisión del contrato de televización que unía a la AFA con TRISA. Para eso se resaltaron simplemente algunos elementos que dejan traslucir ciertos posicionamientos (a quiénes ubican cómo responsables, qué estrategias emplean para presionar a los clubes, etc)y que expresan, a su vez, la evidente posición de un medio como "juez" (postura clásica de los medios de comunicación masivos que la asumen como si fuera un derecho adquirido) y "parte" (por defender los intereses comerciales de su dueño).

Comparto que todo queda por decir al respecto de las relaciones entre el Grupo Clarín y el gobierno y, al mismo tiempo, de la increible (y no en el buen sentido) vigencia de Julio Grondona al frente de la AFA. No tengo dudas que el día a día nos dará la posibilidad de profundizar en cada una de estas cosas.

Por lo pronto este breve punteo, quizás ingenuo, sirva para hacer hincapié en otras cosas. Abstenerse de la ingenuidad es una posibilidad de los que pueden arrogarse estar más alla del error, y este no sería seguro mi caso.

Un saludo